sábado, 11 de julio de 2015

MATRIA


  

 A Juana.



Sus brazos son mi primer nido,
la única bandera por la que moriría.
Mi matria.


Ella nombra el color del cielo de mi niñez
y el eco de quien soy se repite en sus entrañas,
poderoso sustento que me une a fuertes raíces.


Mi saber nació al amparo de su ingenio,
cuando pisaba la biblioteca de su voz
aprendí que todo se hace de corazón.





Amor de madre.