lunes, 30 de enero de 2017

Me vendo al viento.




Me vendo al viento que me mueva
como a la hoja inerte
que vuela cada otoño.


Me vendo al viento que protege
las voces de los amantes
por las calles desangeladas.


Me vendo al viento que silba
en las verdes colinas
donde juegan las aves.


Me vendo al viento que pelea
todas las noches con las antenas
para abrazar a los tejados.

                                            
Me vendo al viento que colma
a las plantas en celo
cada primavera.


Me vendo al viento
con tal de llegar hasta ti
para besarte esta noche vagabunda.