miércoles, 6 de febrero de 2013

DAMA DE HIERBA



A Mary.


Llevas impregnado en la frente
el aroma de la tierra que te vio nacer,
das vida a tu pelo con el aire que te roza
y tus andares regocijantes son sombras chinas.

Eres dolor de cabeza y analgésico a la vez,
la fresca palabra del norte con olor a hierba,
a raíz de madreselva humedecida por la lluvia
cuando salpica la ventana de tus vivos ojos.

Tus uñas pintadas de coraje sostienen como nadie
el humo de tu último cigarro camino del cenicero
donde anida el ave fénix al que das de comer
sin que él te lo pida, te basta con mirarlo.

Te bebes la distancia en una copa de anís,
tienes razón sin palanca de cambios
y las alas para hacer un vuelo repentino
en la última brisa del verano más caliente.


3 comentarios:

  1. Estrá muy contenta Mary con esta poesía tan bonita. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Hostal mi Loli! Le ha gustado. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Ecos telúricos en estos versos.


    Salud y paz.

    ResponderEliminar